La leyenda de la Cruz de Juárez

Hace más de dos siglos vivía en esta ciudad un caballero de una fortuna considerable. Entre sus muchas fincas había una llamada La Cruz. Era muy estimado por todo el mundo. El caballero se llamaba Antón de Juárez y su esposa, enferma, perdió pronto la hermosura. Esto provocó que se fijara en otra mujer, más joven, que vivía con un compadre suyo.
Antón tuvo la idea de matar a su mujer para poder casarse con la joven de la que se había enamorado. Así que cuando llegó la primavera le dijo a su esposa que para aliviar sus padecimientos sería mejor que se marcharan a la finca de La Cruz. Una vez instalados en la casa de recreo, Antón de Juárez dispuso una cacería y se marchó con su compadre y otros amigos, dejándola sola en la finca.
Una noche volvió a caballo y entró en la casa. Subió a la habitación donde dormía la esposa y sin que lo pudiera evitar le clavó una daga sin la empuñadura, para que pareciera que la muerte era debido a su enfermedad. Después de matarla, tiró un candil y la casa salió ardiendo. Tras el crimen volvió a la cacería para no despertar sospechas.
Al día siguiente un criado corrió a llevar esta triste noticia al lugar donde estaba de montería. Antón de Juárez, se apresuró a bajar a Córdoba, disimulando su dolor.
Un primo de la víctima sospechaba de Antón, aunque no quiso decir nada, porque le debía mucho dinero. El cadáver fue depositado en un panteón que la familia tenía en uno de los conventos de Córdoba.
Al año se casó por segunda vez con la mujer con quien mantenía ilícitos amores. Todos los parientes de su primera mujer huyeron de él dejándolo solo con su nueva esposa.
Diez años transcurrieron y ya casi nadie se acordaba del crimen cuando el destino dispuso que falleciese otro familiar de la mujer asesinada y, como era costumbre, el cadáver fue a parar a la misma bóveda en que estaban los restos de la primera esposa de Juárez. Al moverla, apareció entre los huesos la hoja de una daga que todos reconocieron por haberla visto alguna vez en poder de Antón de Juárez. Esta noticia no tardó en extenderse. El corregidor de Córdoba, acompañado de alguaciles, se presentó en la casa de Juárez y éste, viendo la que se le venía encima, se hizo el enfermo. La presencia del médico logró que el corregidor lo dejase en su casa bien vigilado. Ese día por la noche salió un hombre con tres caballos, dos para los jinetes y otro con cofres llenos de riquezas. Antón de Juárez se reunió con él cuando pudo burlar la vigilancia que le habían puesto en su casa y se prepararon para escapar cuando empezaron a discutir por la fortuna que llevaban. Al final no se fueron juntos porque el compadre le dijo que no confiaba en él. Entonces cuando el compadre se dio la vuelta y se iba a ir, Antón se tiró sobre él con una daga diciéndole:
– “Muere, infame ladrón”
Pero el compadre estaba preparado y lo echó al suelo quitándole la daga para clavársela en el pecho, a la vez que le decía:
-”Adiviné tus pensamientos, miserable. No has querido partir conmigo tus riquezas; ahora yo las tomo todas”.
Después de haberlo matado se subió en su caballo y se marchó con las riquezas a un pueblo de Extremadura. Allí se extrañaron tanto de la fortuna que llevaba que lo delataron a la justicia y lo detuvieron. Cuando llegaron las noticias de Córdoba lo devolvieron con todas las riquezas y cargamentos. Este miserable fue sentenciado a perder la cabeza. La hermandad de la Caridad recogió el cadáver para darle sepultura y, conforme a las costumbres de aquellos tiempos, se erigió esta cruz en memoria de tan lamentable suceso.
Antonio Waliño
Salva Pérez
Desirée Higueras
Anuncios

Una respuesta a “La leyenda de la Cruz de Juárez

  1. No es lo que yo hoy he escuchado..se ve que haya varias versiones como siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s